África muestra su arte al mundo de manos de su Festival Internacional de la Moda Africana

Festival Internacional de la Moda Africana (FIMA)
La Pilule, Niamey

Niamey ha mostrado en los últimos días su cara más agradable, el arte y la moda han estado presentes por toda la ciudad con  la octava edición del Festival Internacional de Moda Africana, que ha tenido lugar del 23 al 26 de noviembre y que ha supuesto uno de los acontecimientos más importantes organizados durante el año en Níger.

Diseñadores, estilistas, maniquís y otros profesionales de la moda y el arte se han dado cita en este evento bianual fundado por Alphadi, uno de los modistos nigerinos más reconocidos a nivel internacional y que ha contado con financiación de la AECID.

 Conocido como “el mago del desierto”, el artista nacido en Mali y criado en Níger, creó FIMA en 1998 con el objetivo de  instaurar un aparador artístico africano de repercusión mundial, que fuera lugar de intercambio creativo, a la vez que foro de referencia de la cultura africana. Desde entonces, FIMA ha crecido y se ha consagrado, llegando a su octava edición, en la que han participado artistas de más de 40 países de tres continentes distintos –África, América y Europa-.

Durante cuatro días, Niamey se ha convertido en un salón de alta costura, donde también ha habido lugar para escultores, pintores, artesanos y joyeros. Con la diáspora negra como temática principal, el certamen ha querido reivindicar los orígenes de la cultura africana expandida a lo largo del mundo y fuente de inspiración de muchos artistas actuales.

El FIMA 2011 ha contado con distintos espacios dispuestos por toda la ciudad, entre ellos, el escenario de los principales desfiles instalado en La Pilule, una playa natural en la riba del río Niger a una decena de kilómetros de la capital.

En el marco del certamen y más allá de las pasarelas, se han desarrollado otros actos, como un concurso de modelos de hombres y mujeres para captar a futuras promesas del sector, además de un concurso de jóvenes estilistas para promocionar la creatividad de nuevos talentos. Los diez finalistas de este último han podido exhibir sus creaciones en el festival y los tres máximos vencedores se han alzado con la posibilidad de seguir formándose  en Francia y España y otros lugares de África.

 CONTRIBUCIÓN AL DESARROLLO 

El fundador del evento aseguró que el certamen “pretende ser una ventana de africana al mundo, que contribuya a visualizar el talento africano y la diversidad cultural del continente y deje bien claro que África también puede desarrollar una industria entorno a su moda”. Por este motivo, “es importante dar salida a nuevos diseñadores y demostrar que Níger es un país seguro, donde todo el mundo puede venir a dinamizar su economía y a luchar contra la pobreza y por el desarrollo”, afirmó.

En esta línea, Alphadi anunció la creación de una Escuela Superior de Moda y Artes, que ya ha empezado a construirse en Niamey y la cual se prevé que esté finalizada el próximo año. El centro, a través de un carácter panafricano, trabajará para  convertirse en un punto de desarrollo de las capacidades artísticas del continente y contará para ello con distinta financiación de actores internacionales.

Además de este nuevo proyecto, el diseñador ha querido mostrar en esta edición su vertiente más solidaria y, por eso en el marco del festival, ha dedicado una jornada íntegra a la cuestión sanitaria. La acción ha consistido en un consultorio médico gratuito en el Hospital de Niamey a cargo de médicos venidos de Estados Unidos y de otros doctores locales.

El Ministro de Cultura de Níger, Hassane Kounou, ha alabado la apuesta, a la vez que ha defendido el apoyo del gobierno al festival, dado que “la cultura es la herencia más preciada del pueblo y es determinante para su identidad y, por tanto, es necesario que la administración apoye este tipo de iniciativas”.

Según los organizadores de FIMA, se estima que el certamen supone la atracción de unas 5000 personas en cada edición, así como la generación de entre 20 y 40 mil millones de FCFA que repercuten sobretodo en los sectores turístico, artesano, de transporte y restauración y hostelería.